Protege tu piel del sol antes, durante y después

Protege tu piel del sol antes, durante y después

Tomar el sol, las vacaciones, las terracitas, el mar, la montaña, broncearte… Toca disfrutar de largas horas al sol y aunque tiene muchos beneficios para tu salud también puede dañar la piel. Para evitarlo, protege tu piel del sol con estos consejos básicos antes, durante y después de la exposición.

Protege tu piel del solo – Antes

Antes de tomar el sol sigue estas recomendaciones para preparar tu piel esté para el impacto solar. Lo primero que es ingerir frutas o zanahorias. En serio.  Te proporcionarán vitaminas que te ayudarán a proteger la piel de amenazas externas. También es muy importante mantener tu cuerpo hidratado, sí, lo has adivinado, bebe mucha agua y ponte crema hidratante al menos una vez al día.

Otro consejo interesante es exfoliarte la piel. La exfoliación puedes hacerla tanto con geles como con manoplas. Esto te ayudará a eliminar células muertas y evitar que te salgan manchas.

 

Protege tu piel del sol – Durante

En el momento de tumbarte al sol es importante que ponerte protección solar. La crema solar, al contrario de lo que se piensa, no hacen que te pongas menos moreno. Sino que actúan bloqueando los rayos perjudiciales que podrían causarte problemas en la piel. Si vas a estar un tiempo al sol es importante que utilices crema solar varias veces. Si vas a bañarte, ya sea en el mar o en la piscina, ponte crema antes y  después de bañarte.

protege tu piel del sol

Es recomendable aplicar el protector solar antes y después del baño

Otra cosa que a tener en cuenta es el factor de protección que utilizas. A más alto el factor, mejor protección. Pero el factor de protección no tiene nada que ver con ponerte más o menos moreno. Lo que hace el factor de protección es, valga la redundancia, protegerte de las radiaciones UV B. Por ejemplo, un FPS 30 protege en un 96% de las radiaciones UV B, mientras que un FPS 50 bloquea en un 98%.

La crema solar te protege durante un par de horas desde que la aplicas, pero empieza a hacer efecto contra el sol a los 20 minutos. Por eso deberías aplicarla crema cada hora y media.

No todas las pieles son iguales

También es importante que sepas que según el tipo de piel debes utilizar un factor u otro. Aunque siempre debes optar por factores de protección altos.

  • Para personas de piel muy blanca y tendencia a quemarse y enrojecerse, el factor recomendable es más de 50. Igual para personas de piel clara aunque no muy sensible pero que se suelen quemar.
  • Para personas de piel clara pero que aguantan hasta 30 minutos al sol sin ponerse rojas, su factor está entre 30 y 50.
  • Personas con la piel ligeramente oscura y que aguanten entre 30 y 45 minutos al sol sin enrojecerse, un factor entre 10 y 15 es suficiente.
  • Personas con la piel oscura que casi nunca se queman, menos de 10 será adecuado.

 

Protege tu piel del sol – Después

Después de tomar el sol, lo que debes hacer es limpiar la piel con una buena ducha. Si puede ser de agua fría mejor, o si no pues templada. La ducha, además de ayudarte a limpiar la piel, la calmará y la relajará. También es importante  hidratarla después del sol con crema y si es posible con aftersun. Además de hidratarte te ayudará a mantener un bronceado perfecto y duradero.

Con estos consejos conseguirás una piel bronceada y bien hidratada durante todo el verano. Si conoces algún otro secreto para una piel radiante no dudes en explicarlo en un comentario.

Pd: Para una información más detallada, consultar con un especialista.

 

Fotos de flickr.com
Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados