Receta de pollo frito estilo coreano

Receta de pollo frito estilo coreano

No mucha gente sabe que los coreanos son unos artistas del pollo frito. Esto se debe a una fusión brillante entre la tradición del pollo frito de Estados Unidos (que tiene tropas en Corea del Sur) y la legendaria cocina del lejano oriente. El resultado es un pollo jugoso por dentro, crujiente por fuera y con una salsa que mezcla sabores variados. A continuación os enseño mi receta casera:

Ingredientes para 2 personas:

Para el pollo frito:

300gr de pollo o alitaspollo frito
1 huevo
3 cucharadas de harina
panko (pan rallado “japonés”)
aceite para freír
sal y pimienta

 

 

Para el aderezo:

1 puerro pequeño
3 guindillas
3 dientes de ajo
3 cucharadas de salsa de soja
1 cucharada de arroz moreno o miel
1 cucharadita de jengibre

Comprar los ingredientes

 

Preparación del pollo frito estilo coreano:

Empieza limpiando el pollo y salpimentándolo. A continuación prepararás la capa crujiente exterior. Coloca el pollo en un bowl grande, junto con un huevo y la harina, y remueve hasta que quede bien impregnado. Hay gente que usa harina de fécula (yo prefiero harina de trigo) y  además se le puede añadir un poco de sémola para rematar la textura, aunque no es imprescindible.pollo frito

A continuación prepara un plato con panko, o “pan rallado japonés”, que en realidad son trocitos crujientes de pan. También se podría usar pan rallado, pero no será taaaaan crujiente. Embadurna los trozos de pollo sobre el panko y fríelos. Para freír, se suelen hacer dos pasadas: una primera con el aceite muy caliente, para sellar el exterior; y una segunda, con el aceite menos revolucionado, para acabar la cocción interior. Luego es importante dejar reposar el pollo frito en papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.pollo frito

Por otro lado, prepara la salsa para mezclar con el pollo frito. La idea es mezclar sabores, en especial el dulce, el picante y el salado. Parte los dientes de ajos por la mitad, corta en juliana unas guindillas (pimiento rojo también sirve, aunque no será picante) y un puerro, además de machacar un poco de jengibre. Sobre una sartén echa la soja, los vegetales, el azúcar o la miel, y mezcla a fuego lento hasta cocinar todo el conjunto. Un chorrito de aceite de sésamo también le vendría bien, pero no es imprescindible.

Finalmente echa a la sartén el pollo frito, mezclándolo con el aderezo, y agrega por encima unas semillas de sésamo.

¡Buen provecho!

 

Comprar los ingredientes

Posts relacionados