Mascarillas faciales hechas en casa para una piel perfecta

Mascarillas faciales hechas en casa para una piel perfecta

El día a día nos quita tiempo para cuidarnosEs muy importante que una vez al día encontremos un momento para dedicárselo a nuestra piel, porque es la parte más expuesta de nuestro cuerpo y la primera barrera contra los rayos de sol. Por eso y mucho más, tu piel se merece unos mimos, así que toma nota de estas tres mascarillas faciales caseras que son facilísimas de hacer y además elaboradas con ingredientes naturales 🙂

  • Para exfoliar tu piel: La exfoliación es esencial en cualquier rutina de belleza ya que nos ayuda a deshacernos de las pieles muertas y deja el rostro a punto para absorber al 100% las propiedades de la crema que apliquemos a continuación. La mascarilla exfoliante la prepararemos con dos cucharadas de azúcar y un poco de jugo de limón recién exprimido. Como el limón es un ácido, aplica esta mascarilla por la noche, cuando ya no tengas que salir de casa ni exponerte al sol, porqué sino obtendremos el efecto contrario de lo que buscamos. Una vez tengamos la mascarilla, aplícala sobre tu rostro húmedo con movimientos circulares. Déjalo actuar durante 5 minutos y retira los restos con agua tibia. Cuando te hayas quitado la mascarilla verás que suave y limpia te queda la cara. Ahora ya sólo te falta aplicar tu hidratante de noche y… ¡a descansar!

 

  • Para hidratar tu piel: Aunque no nos lo parezca, hidratar la piel es crucial ya sea verano o invierno. Una piel hidratada, se siente bonita y reluciente 🙂 La reina de las mascarillas hidratantes es la mascarilla de pepino. Que por cierto, si te has pasado un poco tomando el sol y tienes la cara rojita, esta mascarilla te irá genial para aliviar tu piel y darle ese plus de hidratación. Para prepararla necesitaremos triturar un pepino hasta que tengamos una pasta. Si has visto alguna que otra película, querrás guardarte dos rodajas de pepino para ponértelas en los ojos, así que tenlo en cuenta antes de triturar todo el pepino 😉 Una vez tengas la pasta, extiéndela por la cara y déjala reposar durante 15 minutos. Cuando haya pasado el tiempo, retírala con agua fría.
Mascarillas faciales caseras: pepino

Mascarilla facial casera de pepino

  • Para dejar tu piel suave como la seda: Será tan fácil como batir la clara de un huevo, añadir una cucharada de miel y otra de zumo de limón. Hacemos una pasta con estos ingredientes, los aplicamos sobre nuestra piel, previamente lavada y lo dejamos reposar durante 20 minutos. Luego retira con agua tibia. Con esta mascarilla verás como tu piel quedará fina y tersa, además de hidratada.
Mascarillas faciales: huevo, miel y limón

Mascarilla facial casera de huevo, miel y limón

Además de cuidar e hidratar nuestra piel con estas mascarillas caseras, es muy importante protegerla de los rayos solares. Echad un vistazo a este post en el que os damos algunos consejos sobre cómo protegerla antes, durante y después de tomar el sol. Si conocéis otros tratamientos o mascarillas caseras que utilicéis vosotras y os vayan bien, no dejéis de compartirlo, que para aprender cosas, una siempre está dispuesta, y más si son truquitos de belleza… 😉 Y es que ya sabéis, las cosas hechas en casa, sientan mejor 🙂

Fotos: mascarilla de pepinomascarilla de limón y azúcar mascarilla de huevo, miel y limón de Pinterest

Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados