Malos vicios del supermercado, no los encontrarás Ulabox

Malos vicios del supermercado, no los encontrarás Ulabox

Es por todos bien sabido que los supermercados tienen establecidos (y muy bien aprendidos) unos truquitos que incitan a los consumidores a comprar, comprar y no parar de comprar. Ya hablamos en una ocasión de los malos vicios del supermercado tradicional: trucos físicos, tangibles y visibles que te puedes ir encontrando en los pasillos de los súpers cuando pasas de camino a tu objetivo: carritos más grandes y lentos, productos determinados en la entrada y al lado de la caja, los precios expresados en céntimos, etc. pero hay mucho más a parte de esos trucos. Con estos pasos que desglosa la BBC en el artículo ‘How do supermarkets tempt you to spend more money?‘ los súpers consiguen que los consumidores gasten sin darse cuenta. Por eso, y por muchas cosas más, nosotros nos definimos como #ElAntisúper 😉

Los malos vicios del supermercado

malos vicios del supermercado

La colocación de los productos

En primer lugar, gracias al marketing y a la colocación estratégica de los productos hacen que no puedas parar de meter cosas en el carro (las tuvieras en mente como si no). En Ulabox, esto no te pasará, puedes ir “cargando el carro” a medida que se te van acabando los productos, así no sumarás productos de más, simplemente los que realmente necesitas.

 

El truco de la caja

Como hemos mencionado anteriormente, y lo hicimos en el post sobre ‘Motivos por los que Ulabox es el supermercado online que necesitas‘, está muy pensada la colocación de los productos en todo el supermercado.

¿Os habéis dado cuenta de que los dulces y los productos de bajo coste (chicles, chocolatinas, etc.) están siempre situados en la caja? Esto se debe a que este es un lugar por el que sí o sí tienes que pasar para pagar y son productos fáciles de ‘caer’. Al contrario pasa con los productos básicos como el pan y la leche. Éstos suelen estar situados al final del supermercado, lejos de la entrada, obligándote así a pasar por todos los pasillos e incitándote a coger productos que no tenias previstos. Con el mismo objetivo, las ofertas están siempre situadas al final de los pasillos. Como los niños son más dados a actuar por impulsos ponen los productos como cereales, chocolates o juguetes a la altura de sus ojos, para que se encaprichen de esos productos y se los pidan a sus padres.

 

Los frescos

malos vicios del supermercadoPor otra parte, los productos frescos como las frutas y verduras se sitúan al principio del supermercado con el fin de que los cojas al principio y no te sientas culpable si más adelante compres comida menos sana. Otra estrategia utilizada con productos perecederos como la carne y el pescado es la de ubicarlos bajo el foco de luces fluorescentes para potenciar una apariencia de frescura. En #ElAntisúper todos estos ‘truquitos’ no los utilizamos. No queremos jugar con nuestros clientes. Queremos facilitaros la compra y hacérosla cómoda dándoos así una experiencia de compra suprema. Es por eso que os damos trucos sobre cómo utilizar el buscador, para ir directamente al producto que buscas, no tendrás la tentación al final de la compra, etc. Los malos vicios del supermercado no acaban. Sigue leyendo y flipa.

 

Los precios

También se utilizan estrategias de precio y ofertas. Un precio rebajado puede despistar a los consumidores, por eso los supermercados aprovechan y muestran ofertas trucadas. Una de las formas que utilizan algunos supermercados para incitar la compra es a través de packs. Es decir, te ofrecen como oferta un pack de 2 detergentes por 8€ en total, cada uno individualmente vale 4€, subiendo el precio individual a 5€ para hacer la oferta cuando en realidad es matemática pura. Otra oferta que utilizan los súpers tradicionales es por ejemplo, una promoción de 3×2 que te obliga a cargar con tres unidades del mismo formato de detergente. Claro que no lo necesitas pero si quieres ahorrar, no tienes más remedio.

En #ElAntisúper te ofrecemos siempre que los combines como quieras, puedes añadir un detergente, un suavizante y un champú, siempre que sean de la misma marca o fabricante, te lo explicamos en Cómo ahorrar en Ulabox.

Otra estrategia que exprimen al máximo los supermercados es aprovecharse de la ignorancia del precio por parte de los consumidores. Normalmente solo sabemos el precio de los productos básicos,  los que compramos más a menudo. Por eso no podemos calibrar (dentro de unos límites) si un producto es caro o no. Esto les da pie a encarecer los productos menos habituales en la lista de la compra. Como los consideramos raros o especiales, no nos importa pagar un poquito más. ¿Crees que ya han terminado los malos vicios del supermercado? No, aún hay más.

 

El ambiente

El subconsciente juega un papel crucial, y por eso atacan directamente a los sentidos de los consumidores.malos vicios del supermercado La música que ponen, más rápida para excitar la compra o más lenta para que te quedes más tiempo, los olores, situando la panadería en la entrada del supermercado, los productos de muestra que te dejan probar y la visibilidad de los productos son algunos de sus ases en la manga, no solo en supermercados sino en cualquier tienda.

En #ElAntisúper el sonido ambiente lo pones tú. Sí, sí depende de dónde hagas la compra tendrás el metro de fondo si estás de camino al trabajo. O el tecleo de tus compañeros si estás en la oficina. O las carcajadas de tus hijos si estás por la tarde en casa. Lo mismo pasa con el olfato y el gusto. Lo que sí que intentamos en Ulabox es alegraros la vista cuando hacéis la compra. Queremos que el entrar en la web sea ¡toda una auténtica experiencia! Que los productos se vean perfectamente y los colores de #ElAntisúper os levanten el ánimo. ¡No vais a tener que pisar el supermercado esta semana!

 

Aún no ha terminado

En el supermercado, una vez consigues pasar la línea de meta, o de caja del súper, llega lo peor. Ahora toca cargar con la compra, subirla al coche, descargar la compra en casa y ordenar los productos. Pero… ¿Y si te ahorras todo esto? Haz la compra desde el sofá y que te la traigan a casa en 24h o menos. Todo ese tiempo lo puedes dedicar a jugar con tus hijos, descansar, leer. Pero también a trabajar, preparar un viaje, visitar a tus padres o abuelos…

¿Conocías los malos vicios del supermercado? ¿Sabes más que no estén aquí? Compártelos en los comentarios 😉

 

Fotos de portada, carro, frutas y verduras, pasillos desde Pinterest.

Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados