Dejar el chupete, trucos para #FamiliasNinja

Dejar el chupete, trucos para #FamiliasNinja

Existen muchos momentos en la vida de un bebé (y de su familia) que son cruciales porque suponen un cambio. Como el de quitar el pañal y empezar a utilizar el orinal, por ejemplo. También es clave la época en que ya tiene dientes y tiene que ir dejando el bibe para introducir las papillas y la comida sólida. Todas estas situaciones tienen un factor común, no tienen un momento exacto en el que deben suceder. Cada peque es un mundo y las circunstancias son determinantes para saber cuándo es mejor pasar por uno de estos cambios. Otro de esos momentos importantes  y cruciales es el de dejar el chupete, por eso, os queremos dar unos truquitos para que os sea más fácil para ti y para tu bebé. ¡Ahí vamos!

dejar el chupeteEl hecho de decir adiós al chupete no es simplemente por mejorar los hábitos, porque sería extraño ver a un adolescente con chupete, sino también por salud. Alargar demasiado la fase de utilizarlo puede suponer para el peque: problemas dentales, retraso en el lenguaje o incluso deformidad en el paladar. Además, el momento perfecto para hacerlo lo tendrás que determinar tú. Primero debes quitárselo a momentos del día, poco a poco. Por ejemplo, si está en el parque jugando se lo puedes quitar. Y así los papis podréis ver cómo va reaccionando el peque, si es con demasiada ansiedad tendréis que hacerlo muuuy lentamente para que no suponga un trauma y si lo pilla bien, ¡adelante! Así al final simplemente lo llevará a la hora de dormir.

Para hacer que la tarea sea más fácil, existen algunas frases clave para que el peque vaya tomando conciencia del cambio que habrá, por ejemplo: «ya eres mayor y no lo necesitas». También los papis tienen que tener muy en cuenta el esfuerzo que supone el dejar de usar el chupete, así que es muy importante que le repitáis muchas veces lo orgullosos que estáis de él/ella y lo bien que lo está haciendo.

dejar el chupeteOtra forma de animar al peque es darle opciones para que se deshaga del chupete, por ejemplo: dárselo a los reyes magos o a Papá Noel en navidades. O a un ser querido como podrían ser los abuelos o los tíos.

Lo que no se puede hacer es enfadarte con el peque, presionarle para que deje el chupete en momentos de ansiedad o nervios, quitárselo de golpe y porrazo… No es bueno ni para ti ni para el peque. En resumen, existen distintos momentos más o menos oportunos para hacer el cambio.

Etapas para dejar el chupete:

  • Elige el momento óptimo para empezar el cambio. Tu bebé tiene que estar tranquil@, sin nervios, para que no le suponga un trauma.
  • El cambio de hábito debe ser paulatino. No vayas a piñón y ayuda a tu peque a que la tarea sea fácil.
  • Una vez el peque haya conseguido dejar el chupete, mímale mucho y dale tu apoyo diciéndole lo bien que lo hace y lo orgullos@ que estás de él/ella. Esto le motivará para tirar adelante con el cambio y a no echarlo tanto de menos.

Esperamos que con estos truquis el cambio sea muuuy fácil y que tu peque diga adiós al chupete en un periquete 😉

Fuente: imagen portada, GIF

Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados