“Cuando lo que haces en un trabajo no te conmueve, déjalo”

“Cuando lo que haces en un trabajo no te conmueve, déjalo”

“Elige trabajar en lo que amas y no tendrás que volver a trabajar el resto de tu vida”, Confucio dixit. Y una servidora, experta en “confuciones” :P, os lo confirma. Hace más de tres años, cuando comencé a trabajar en Ulabox, no tenía ni la menor idea de a lo que me enfrentaba. Sabía que iba a hacer lo que me gustaba (o lo poco que sabía hacer). Tres años después, algunos de los retos con los que llegué siguen adelante pero más allá del trabajo, del día a día que llevamos a cabo en una startup como Ulabox, he llegado a dos conclusiones: la primera ya os la he contado y va relacionada con las confuciones, para acertar una vez, tienes que confundirte un millón. Probar y probar, volver a probar y encontrar esa idea que encaja, que funciona y ayuda a mejorar. La segunda es tan importante o más que la primera: enamórate de lo que haces cada día, hazlo con pasión y con todo el mimo en el detalle y no sentirás jamás que el trabajo es una carga, sino un escape.

Y perdonad que personalice. De hecho, tengo muy claro que como yo, el resto de los #ulaboxers sienten un orgullo, un nosequé o un quéseyo, que les hace venir cada mañana a la oficina con ganas de rock&roll, de más ideas, de más proyectos, de ganas de cambiar el mundo. Porque quizás sea eso, saberse parte de un proyecto que destila innovación, cambiar las normas del juego, hacer las cosas de un modo diferente… Y tenemos el mejor medidor: nuestros clientes. Nos hacen saber cada día lo que les gusta y sobretodo lo que no. De ahí salen los grandes cambios, de los aprendizajes de cada día y de poner al cliente en el centro. Cuando todo el talento que hay en Ulabox se enfoca en el cliente, creedme si os digo que nunca había estado rodeada de tanta gente buena en lo suyo pero sobre todo de gente con tantas ganas, el cliente se queda más que satisfecho.

Cuando un comercial cierra un contrato con una nueva marca, cuando un programador termina un proyecto o mejora una herramienta, cuando una llamada de atención al cliente termina con una sonrisa de un cliente o cuando una compra llega puntual, alguien en Ulabox se va a casa satisfecho. Sí en esto también somos raritos, #elAntisúper. Así que hoy, Día del Trabajador, y mañana, que será lunes, seguiremos celebrando que tenemos un trabajo que nos apasiona, que solo odiamos que suene el despertador cuando hemos salido la noche anterior y que estamos aquí y ahora, donde queremos estar. Hace un par de meses, estuvo en un #ulaTalks Jeroen Merchiers, General Manager de Airbnb Europa, un hombre inspirador, con una carrera profesional increíble que, a la pregunta de ¿con qué aprendizaje de toda tu carrera te quedarías? respondió: “Cuando lo que haces en un trabajo no te conmueve, déjalo”.

Feliz Día del Tabajador, #ulaboxers.

 

ulaboxers

 

Ilustración: Victoria Palazón (designer at Ulabox)

Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados