De Ulabox a elAntisúper: un año de vértigo

De Ulabox a elAntisúper: un año de vértigo

Llega el momento de hacer balance, de echar un vistazo atrás y de ver todo lo que ha pasado en los últimos 365 días. Estos balances ayudan a disfrutar de los éxitos y aprender de los errores, porque ya sabéis eso de que unas veces se gana y otras se aprende. Y en nuestro caso lo suscribimos, al dedillo, a la hora de hacer balance de este año 2015 de Ulabox a elAntisúper.

De ulabox a elantisúper

Empezamos la venta de productos frescos

De Ulabox a elAntisúperUn 2015 en el que dejamos el parvulario para pasar a primaria. ¡Hemos cumplido 5 años! De aquel bebé prematuro que era Ulabox cuando tan solo pretendía ser un supermercado, vendiendo productos de droguería a comenzar a vender pescado y marisco por Internet (*), ¡estábamos acongojados! No por la calidad de los productos, de lo que estábamos segurísimos, probamos mil y un productos, proveedores, envasados… Hasta quedarnos con una cuidada selección de lo mejor de lo mejor.

 

Y de congelados

El miedo era que un producto tan delicado pudiese empeorar la calidad de nuestro servicio pero aprendimos que sólo ha podido mejorarlo. El cuidado en la selección, la preparación y el reparto de nuestros compañeros de logística nos ha enseñado que podemos ser capaces de casi cualquier cosa. Y los clientes lo habéis aplaudido, ¡qué satisfacción da trabajar así!

 

Las Ulafurgos

Una vez superado este reto, fuimos a por el siguiente, ¡el congelado! Tres temperaturas en la misma furgoneta, ¿os imagináis qué lío? No, no os lo podéis llegar a imaginar pero reto conseguido. De nuevo el equipo de logística ha sido la clave para hacer fácil lo que parecía imposible. Y bonito, ¡porque qué chulas las #ulaFurgos de Ulabox dando vueltas por las calles para que tú no las des por el súper! Con los deberes hechos, volviendo a la metáfora del cole, ya teníamos la mochila llena. El 95% de los productos que se venden en un hipermercado. Y lo hicimos.

 

¡Salimos en la tele!

Quizás lo más memorable, lo que más ilusión nos ha hecho, ha sido tener la oportunidad de llegar a mucha más gente con la primera campaña de publicidad de Ulabox a ElAntisúper. Cuando Ulabox empezaba, nadie daba un duro por nosotros. Ahora ya nos hemos ganado la confianza de propios y extraños. Hemos normalizado que las cosas se pueden hacer bien en un canal desconocido. Hemos construido un supermercado online completo, ¡lo desmontamos para llamarnos el De Ulabox a elAntisúperAntisúper! Sí, de ulabox a elAntisúper.

Nadie se imaginaban tampoco que fuésemos a estar tan locos. Ni nosotros que nos fuésemos a divertir tanto con esta locura. Un brócoli que se mueve a ritmo de videojuego. Un tomate que no coge el bus. Un tranvía lleno de productos recorriendo el centro de Barcelona. Gambas frescas dando paseos por los ferrocarriles. Hemos robado sonrisas a quienes no tenían ni idea de que había otra forma de hacer la compra. Muchos clientes nuevos se subieron al carro, “a ver qué hace esta gente”, pensarían… Y algo debimos hacer bien ¡porque se han quedado!

 

 

Seguimos aprendiendo

También hicimos cosas mal. Nadie dijo que hacerse mayor fuese fácil y nos equivocamos una y mil veces, tuvimos problemas, pequeños detalles y errores que generaron muchas molestias a los clientes pero reaccionamos con la humildad y el cariño de un niño que sabe que se ha equivocado. Pedimos perdón a aquellos clientes que sufrieron retrasos, faltas de productos… y vaya si nos perdonaron, ¡más del 90% han seguido con nosotros, más convencidos que nunca!

Y si de algo nos hemos dado cuenta en este año ha sido de nuestro vínculo con nuestros clientes. Va mucho más allá de la resolver la papeleta de la compra. Pese a estar detrás de la pantalla, pese a no poder daros los buenos días cuando pasáis por delante de la puerta paseando al perro cada mañana ni tener esa cercanía que da una tienda física, hemos creado un vínculo personal con los clientes que hace que Ulabox no sólo sea un excelente servicio que os hace la vida más fácil, sino que la hace más divertida. Y más solidaria.

 

Nuevos retos

¿Nuestro reto para 2016? Llegar a ese 100% de los productos, ampliando las tiendas de barrio o puestos de mercado que quieren vender sus productos online (como ya han hecho Escofet Oliver, Antolín o Delishop) y llevar este servicio, completo al 100% más allá de Barcelona y su área metropolitana. Porque si algo hemos aprendido es que llegar a más gente nos ha hecho ser mejores, en servicio de entregas, en calidad de producto, en cercanía y vinculación con nuestros clientes. Sin duda será un año apasionante para seguir pasando de Ulabox a elAntisúper. ¿Nos acompañáis? 

 

(*) Por el momento sólo repartimos frescos, refrigerados y congelados en el Área Metropolitana de Barcelona y de Madrid. Pero estamos trabajando para llegar a todos los rincones de la Península con el máximo servicio y calidad posibles

Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados