Mi experiencia de compra en Ulabox

Mi experiencia de compra en Ulabox

Hoy voy a contaros como Ulabox nos trae la compra a casa. Es mi segunda compra en Ulabox. También la segunda en un supermercado online. Hice la compra el lunes y fijé como día para recibirla el viernes entre las 11 y las 13h. Podríamos haberla recibido al día siguiente pero en casa nos gusta hacerla con tiempo porque siempre tienes la posibilidad de seguir añadiendo productos hasta el día antes a las 4h de la madrugada, ¡algo sencillamente genial que sólo pasa en Ulabox!

El viernes por la mañana, pasadas las 10:30h sonó mi móvil avisando de que la compra llegaría a mi casa en media hora. A las 11 estarían en casa. Puntualidad suiza, sí. Este detalle que se ha incorporado recientemente al servicio de Barcelona y que no había podido probar todavía va genial: por un lado reduce el tiempo de espera de 2h a media hora y a la vez da tiempo de organizarse para que cuando llega la compra puedas recibir al repartidor y colocar la compra con tranquilidad.

Y lo dicho, pocos minutos después de las 11… ¡ding dong! Llegaba Alex con la compra…. ¡Adelante!

Compra online

¡La compra llega a casa!

Le hemos indicado dónde podía dejar la compra y muy amable ha ido colocando con cuidado cada bolsa. Todo venía en bolsas de papel (recicladas y reciclables pero sobre todo reutilizables, ¡son monísimas!) ordenado para evitar golpes en cajas azules. Los productos frescos venían separados en una bolsa isotérmica. Un autógrafo para confirmar que hemos recibido la compra y Alex, con una sonrisa en la cara y otra en la espalda, se ha marchado a seguir con el reparto.

Entrega de Ulabox

¡Gracias Álex!

Entonces era nuestro turno, tocaba revisar que todo había llegado perfecto y colocar la compra en casa. En realidad es todo lo que tienes que hacer con Ulabox porque se encargan de todo. Así que la parte de trabajo que te queda puede ser la más divertida. En mi caso, ha sido un trabajo en equipo: rápido y eficaz, mi padre, mi madre y yo, y es que nadie en mi casa quiere perderse el efecto sorpresa de encontrar los regalos que acostumbran a colocar entre las bolsas 😉 En un visto y no visto, ya teníamos todo recogido en su sitio. 10 minutos y todo el tiempo del mundo para nosotros.

Supermercado online: compra en Ulabox

Es hora de ordenarlo todo

Cosas a destacar… No deja de sorprenderme cómo son de cuidadosos al colocar los huevos y los frascos de cristal, iban perfectamente protegidos. Además, en cada bolsa viene una lista con lo que ésta contiene, así es mucho más fácil repasar la compra. Los alimentos frescos por un lado, los refrigerados (yogures, embutidos…) por otro, y el resto de la compra (alimentación, driguería…) en otra lista.

Aquí os dejo unas fotos de cómo ha sido el proceso de sacar y colocar la compra, que cuanto menos, para mi es divertido… No estamos acostumbrados a las cámaras así que disculpad la timidez 😉

Facilidades para nuestros clientes

Es facilísimo repasar el contenido de cada bolsa con las listas

Esta es mi segunda compra en Ulabox. Lo probamos por primera vez al empezar mis prácticas pero creo que no volveremos a pisar un supermercado. Sin mover el coche, sin hacer colas, sin cargar bolsas, sin horarios… Da gusto hacer la compra semanal, desde el sofá, a horas intempestivas, en la ofi, cuando se te acaba algo en la despensa, desde el móvil o la tablet… ¡cómo y cuándo mejor te viene!

Además, cuando tienes alguna consulta o la más mínima duda, para mi padre o mi madre el uso de la tecnología supone en algún momento un mundo, con un email a ayuda@ulabox.com o una llamada gratuita al 900 373 219, Mayca y Dani os lo resuelven con un cariño y una eficacia que sorprende. A eso, mis padres tampoco estaban acostumbrados y es lo que más les ha gustado 😉

Facebooktwittergoogle_plusmail
Posts relacionados